Página principal

Información de accesorios para instalaciones de calefacción y fontanería

¿Por qué se instalan los vasos de expansión en calefacción o en agua caliente sanitaria?

Vasos de expansión para calefacciónLos vasos de expansión están destinados para absorber los aumentos de volumen producidos por la elevación de la temperatura del fluido calefactor (al calentarse el agua esta se dilata aumentando su  volumen, hasta que el agua llega a su temperatura máxima. Cuando la temperatura de la instalación empieza abajar, también baja el volumen del agua y cuando el vaso vuelve a su posición inicial, empieza el ciclo otra vez.

Como norma general, la presión de llenado del vaso de expansión debe ser aproximadamente 5.m.c.a. (0,5 bar) superior a la altura manométrica de la instalación.

¿Qué misión tiene una válvula de seguridad?

Si en una instalación de calefacción el vaso de expansión se avería, rompe la membrana o se queda sin presión el vaso, en cualquier caso la dilatación sufrida por este motivo, la presión aumentaría hasta provocar una rotura. Para evitar esto, todas las instalaciones de calefacción, acumuladores y calentadores eléctricos, deberán de llevar obligatoriamente una válvula de seguridad que expulse el agua del circuito cuando la presión de la instalación sobrepase el valor de tarado de dicha válvula.

Las válvulas de seguridad habitualmente vienen taradas  de 3 a 4 bares. Estas válvulas vienen taradas de fábrica y no deben utilizarse válvulas regulables.

Manómetro

Para conocer el valor de la presión en el interior de un circuito cerrado este elemento se llama manómetro. Los manómetros nos indican la presión en bar o en Kg/cm.

Hidrómetro

Cuando el sistema de expansión es de tipo abierto se instalan hidrómetros, que nos indican la presión en el circuito en m.c.a. como unidad.

Termo hidrómetro

El termo hidrómetro integra en el mismo mecanismo el manómetro e hidrómetro.

Separador de aire

El separador de aire se instala en la aspiración de la bomba, para facilitar la separación de aire existente en el agua de la instalación y expulsa el aire automáticamente a su paso por el mismo.

Presostato

Los presostatos se utilizan en grupos de presión y en circuitos de calefacción. El trabajo que realizado un presostato es como un interruptor de presión, cierra o abre un circuito. Si baja a la presión mínima de arranque seleccionada cierra el circuito y cuando alcanza la presión máxima seleccionada, abre el circuito y para la bomba.

Fluxostato

Es un dispositivo que detecta el paso de un fluido, (agua, etc.) y envía una señal eléctrica cuando el fluido circula. También se puede definir como un sensor que detecta el paso de un fluido.

Válvula termostática de radiador

Las válvulas termostáticas en una instalación de calefacción, ofrecen ahorro y confort para el usuario, las ventajas son muchas permiten mantener en cada una de las estancias a la temperatura deseada individualmente en función de su uso. Una vez ajustada la temperatura deseada en el cabezal, la válvula se adapta automáticamente a los cambios de temperatura de la habitación. El ahorro que proporcionan al usuario supone una media de un 15%, independientemente que su uso es obligatorio en habitaciones, sala de estar, comedor, etc. tiene una larga vida útil.

¿Para qué se utilizan las válvulas motorizadas de zona?

Para controlar circuitos de agua en instalaciones de calefacción aire acondicionado y agua caliente sanitaría, estas válvulas suelen ser de dos y tres vías. Las válvulas de zona motorizadas permiten cortar automáticamente el flujo de líquido en las instalaciones y al mismo tiempo poseen una leva externa para abrirla de forma manual.

¿En qué se diferencia una válvula motorizada de una electroválvula?

Una electroválvula es la combinación de dos partes fundamentales, un solenoide (bobina) y un cuerpo de válvula con 2 o 3 vías que sirve para abrir o cerrar el paso de un fluido a través de una señal eléctrica. La válvula se mueve mediante la bobina solenoide y generalmente solo tiene dos posiciones: abierto o cerrado, o todo y nada. Las electroválvulas se usan en multitud de aplicaciones para controlar el flujo de todo tipo de fluidos. La apertura o cierre de la válvula se efectúa a través de un campo magnético generado por una bobina en una base fija que atrae el émbolo.

Las electroválvulas pueden ser cerradas en reposo o normalmente cerradas quiere decir que cuando falla la alimentación eléctrica quedan cerradas o pueden ser de tipo abiertas en reposo o normalmente abiertas se quedan abiertas cuando no hay alimentación.

La bobina solenoide es el motor de la válvula; el flujo eléctrico crea un campo magnético permitiendo que la base fija atraiga el émbolo.

Algunas de las aplicaciones de las electroválvula son para: agua, aire, vapor, aceites, etc. Se suelen usar en: sistemas de calefacción, sistemas de riego, sistemas de refrigeración, gas, vapor, etc.  

Hay que tener en cuenta siempre y no confundir  la electroválvula con válvula motorizada, en la que un motor acciona el mecanismo de la válvula y permite otras posiciones intermedias entre todo y nada.